LOS ORIGENES

Quizás la frase que más nos han dicho desde que decidimos abrir el nuevo rocódromo es ¿estáis locos, no sabéis que estamos en crisis? Y después de darle vueltas al asunto, nos hemos dado cuenta que efectivamente…estamos locos. Pero partiendo de la base, que nos subimos a las piedras por la parte más difícil, nadie puede dudar de nuestra falta de equilibrio psíquico. Por eso cuando analizabamos todas las dificultades sentíamos un cosquilleo conocido en la palma de las manos, el mismo que sentimos todos ante una vía o un bloque que nos enfrenta a nuestro límite y nos saca de nuestra área cómoda: miedo, ansiedad previa, para una vez empezado ir encontrado el camino que nos lleva a la fluidez y en definitiva a la felicidad de lo básico y sencillo. Esperamos que encontréis en este rocódromo un rincón que os saque de vuestras pseudo-pesadillas crisimediáticas y os devuelva a la verdadera realidad de un mundo de posibilidades.
No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *